Como productores de espermatozoides y testosterona, los testículos son dos órganos esenciales para la función reproductora y sexual de los hombres.

Dado que los testículos están ubicados dentro del escroto, el cual cuelga por fuera del cuerpo, no tienen la protección de los músculos y los huesos. Esto hace que sea más fácil que los testículos sean golpeados, reciban golpes, se pateen o se aplasten.

Causas del Trauma Testicular:

Una lesión puede ser causada por un objeto en movimiento como una patada o una pelota de baseball que golpea la ingle y el saco escrotal con tal fuerza que la energía causa la lesión, pero también la lesión puede ser el resultado del escroto que golpea contra algo, como en una caída o en un accidente automovilístico.

Síntomas del Trauma Testicular:

Normalmente producen dolor grave como primer síntoma, también pueden ocasionar una lesión física a cualquiera de sus contenidos. Cuando el revestimiento duro del testículo se rompe o se rasga, sale sangre de la herida, y se estira el saco escrotal normalmente elástico hasta que se pone tenso.

Esta acumulación de sangre puede ocasionar infecciones.

Como el epidídimo, que es el tubo largo y enroscado que va a lo largo de los testículos, es una glándula con paredes muy delgadas, se pone eritematoso y edematizado fácilmente tanto a causa de infecciones como por lesiones traumáticas o tumorales.
Los hombres que sufren una lesión más importante que una simple herida en el escroto deben consultar a un urólogo. Los motivos para buscar atención médica incluyen:

  • Edema del saco escrotal.
  • Cualquier lesión que penetre al saco escrotal.
  • Dolor prolongado en el saco escrotal.
  • Hematoma y edema en el saco escrotal.
  • Fiebre luego de una herida en el testículo.
  • Cualquier otro síntoma que se desarrolle luego de una lesión en el saco escrotal.

 

La epididimitis es la hinchazón (inflamación) del epidídimo, el conducto que conecta el testículo con los vasos deferentes.

Causas de la Epididimitis:

La infección a menudo comienza en la uretra, la próstata o la vejiga. Las infecciones por gonorrea y clamidia casi siempre son la causa del problema en hombres jóvenes heterosexuales. En los niños y en hombres mayores, la causa más frecuente es la E. coli y bacterias similares. Esto también ocurre en hombres homosexuales.

Otra causa de epididimitis es el consumo de un medicamento llamado amiodarona que previene los ritmos cardíacos anormales.

Los siguientes factores incrementan el riesgo de epididimitis:

  • Ser incircunciso.
  • Cirugía reciente.
  • Problemas estructurales pasados en las vías urinarias.
  • Uso regular de un catéter uretral.
  • Relaciones sexuales con más de una pareja y no usar condones.

 

Síntomas de la Epididimitis:

La epididimitis puede comenzar con fiebre leve, escalofrío y una sensación de pesadez en el área del testículo. Dicha área se vuelve cada vez más sensible a la presión y se vuelve dolorosa a medida que la afección progresa. Una infección en el epidídimo se puede propagar fácilmente al testículo.

Otros síntomas abarcan:

  • Sangre en el semen.
  • Secreción o flujo por la uretra (el orificio en la punta del pene).
  • Molestia en la pelvis o parte baja del abdomen.
  • Tumor cerca al testículo.
  • Dolor durante la eyaculación.
  • Dolor o ardor durante la micción.
  • Inflamación escrotal dolorosa (agrandamiento del epidídimo).
  • Región inguinal del lado afectado inflamada, dolorosa y sensible.
  • Dolor testicular que empeora durante una deposición.

 

¿Que son los testículos y que padecimientos pueden presentar?

Los testículos producen las hormonas masculinas y el esperma. Son dos órganos ovalados ubicados dentro del escroto, que es una bolsa de piel que se encuentra detrás del pene. Es fácil lesionar los testículos porque no están protegidos por huesos o músculos.

Algunas enfermedades asociadas a los testículos son:

  • Trauma Testicular.
  • Torsión Testicular.
  • Cáncer Testicular.