Una piedra en el riñón es un trozo de material sólido que se forma en un riñón cuando hay niveles altos de ciertas sustancias en la orina. Estas sustancias normalmente se encuentran en la orina y no causan problemas a niveles más bajos.

Una piedra puede permanecer en el riñón o descender por las vías urinarias. El tamaño de las piedras en los riñones varía. Una piedra pequeña puede salir sola, causando poco o nada de dolor. Una piedra más grande puede atascarse en las vías urinarias. Una piedra atascada puede obstruir el flujo de orina y provocar dolor o sangrado intensos.

¿Qué causa la formación de piedras en los riñones?

Las piedras en los riñones son provocadas por niveles altos de calcio, oxalato y fósforo en la orina. Algunos alimentos pueden causar piedras en los riñones en algunas personas. Usted puede ser más propenso a tener una piedra en el riñón si tiene:

  • Una afección que altera los niveles de sustancias en la orina y puede hacer que se formen piedras.
  • Antecedentes familiares de piedras en los riñones.
  • Infecciones reiteradas, o recurrentes, de las vías urinarias.
  • Bloqueo de las vías urinarias.
  • Problemas digestivos.

También puede ser más propenso a tener una piedra en el riñón si no bebe suficiente líquido o si toma ciertos medicamentos.

¿Cómo se tratan los cálculos renales?

Si el cálculo es suficientemente pequeño, es posible que usted pueda eliminarlo a través de la orina. Su médico puede darle medicamentos para ayudarlo con el dolor.

Si el cálculo es demasiado grande o si está provocando una infección, su médico podría usar una máquina especial que usa ondas de choque para romper el cálculo en pedazos más pequeños. Esto se llama litotricia extracorporal por ondas de choque (ESWL, por sus siglas en inglés).

Un urólogo (especialista en cirugía del tracto urinario) puede introducir un instrumento muy delgado en la uretra y en la vejiga y los uréteres para encontrar el cálculo. Luego puede retirarlo o romperlo en pedazos más pequeños. Si un médico hace esto, le dará medicamentos para adormecer el área primero.

La cirugía también es una opción y a veces es la única manera de eliminar un cálculo renal.

¿Qué puedo hacer para evitar que se me forme otro cálculo renal?

La mayoría de las personas que tienen cálculos renales tienen una probabilidad del 50% de desarrollar otro cálculo renal en el término de 10 años. Pero existen algunas medidas que puede tomar para reducir el riesgo:

  • Beba suficiente cantidad de líquido para producir 0.5 cuartos de galón de orina por día. Esto significa que debe beber alrededor de 14 tazas de líquido (agua, preferentemente) por día.
  • No coma más de 1,500 mg de sal por día (alrededor de 1 cucharadita). Esto incluye la sal que contienen los alimentos preenvasados. Verifique las etiquetas de nutrición para ver la cantidad de sal (sodio) que hay en sus alimentos.
  • Trate de no comer más de 2 porciones de carne por día. Cada porción debe tener de 6 a 8 onzas o menos.

Si ha tenido más de un cálculo renal, es posible que su médico lo mande a ver a un especialista para determinar la causa exacta de sus cálculos. Algunas personas necesitan medicamentos para evitar que se forme otro cálculo renal.