El cáncer se puede originar en cualquier parte del cuerpo. El cáncer de pene se origina en o sobre el pene. Este empieza cuando las células en el pene crecen de manera descontrolada y sobrepasan en número a las células normales. Esto dificulta que el cuerpo funcione de la manera en que debería hacerlo.

Las células cancerosas se pueden propagar a otras partes del cuerpo. Pero siempre lleva el nombre del lugar donde se originó.  Las células cancerosas en el pene a veces pueden viajar a los pulmones y crecer allí.  De modo que cuando el cáncer de pene se propaga a los pulmones (o a cualquier otro sitio), aun así, se llama cáncer de pene.

                      

El pene:

El pene es el órgano sexual masculino. Este transporta el semen y la orina afuera del cuerpo del hombre. Está formado por muchos tipos de tejidos corporales, como piel, nervios, músculo y vasos sanguíneos.

El escroto es el saco de piel debajo del pene que sostiene los testículos. Los testículos producen hormonas masculinas y esperma.

¿Existen distintos tipos de cáncer de pene?

Existen pocos tipos de cáncer de pene. Su médico puede informarle más acerca del tipo de cáncer que usted tiene.

El tipo más común se llama carcinoma de células escamosas. Este tipo de cáncer se origina en las células de la piel del pene. Este muy a menudo se origina en el prepucio o el glande (la punta del pene).

Preguntas para el médico:

  • ¿Qué es lo que le hizo concluir que tengo cáncer?
  • ¿Hay alguna probabilidad de que no sea cáncer?
  • ¿Puede anotar el tipo exacto de cáncer que usted cree que podría tener?
  • ¿Qué es lo próximo?

¿Cómo sabe el médico que tengo cáncer de pene?

Algunos signos de cáncer de pene son un cambio en la piel del pene, un crecimiento o bulto, una llaga que no se cura y/o hinchazón.

Si usted tiene algún síntoma, debe consultar a un médico para que lo revisen.  A menudo, los hombres se cohíben de consultar a un doctor sobre un asunto como este. Sin embargo, es muy importante acudir al médico inmediatamente. El médico le hará preguntas sobre su salud y le hará un examen físico.

Pruebas que se pueden realizar:

Si los indicios apuntan hacia el cáncer de pene, las siguientes pruebas son algunas que pueden necesitarse:

Biopsia: En una biopsia, el médico extrae una pequeña muestra de tejido para ver si tiene células cancerosas. Una biopsia es la única forma de saber con seguridad si usted tiene cáncer.

Tomografía computarizada (CT) o tomografía axial computarizada (CAT): En este estudio se usan rayos X para producir imágenes del interior del cuerpo. Este estudio se usar para ver si el cáncer se ha propagado.

Imágenes por resonancia magnética (MRI): Esta prueba usan ondas de radio e imanes potentes en lugar de rayos X para tomar imágenes detalladas. Para esta prueba es posible que se usen medicamentos para hacer que el pene esté rígido (erecto). Las MRI también se pueden usar para ver si hay cáncer en otras partes del cuerpo.

Ecografía: Esta prueba usa ondas de sonido para producir imágenes del interior del cuerpo. Puede ayudar a mostrar qué tan ha crecido el tumor en el pene.

Asignación del grado del cáncer de pene:

Si en la biopsia se encuentran células cancerosas, a éstas se les asignará un grado. Esto ayuda a los médicos a predecir qué tan rápido es probable que el cáncer crezca y se propague. A las células cancerosas se les asigna un grado en base a qué tan parecidas son a las células normales. Se usan los grados 1, 2, y 3. Los cánceres con un grado más alto (3) tienden a crecer más rápido. Pida al médico que le explique el grado de su cáncer.