Consiste en la degeneración maligna de las células que conforman la próstata y está asociado al envejecimiento, de modo que usualmente comienza a desarrollarse a partir de los 50 años. Hay diversos tipos de tumores malignos de la próstata. La mayoría progresan muy lentamente, casi nunca provocan síntomas y no se extienden a otras partes del cuerpo. El cáncer de próstata es cáncer no cutáneo más común y la segunda causa de mortalidad por cáncer.
Factores de riesgo:
• La influencia genética (familiares afectados y raza).
• Aumento con la edad.
• Factores ambientales (dieta, estilos de vida, actividad sexual, tradiciones etc).

 

Causas del Cáncer de Próstata:
Los principales agentes que producen riesgos potenciales son la predisposición hereditaria, daño oxidativo de las células, cambios inflamatorios, la falta de agentes protectores y perdidas cromosómicas.
Las personas que están en mayor riesgo abarcan:
• Hombres de raza negra, que también son más propensos a padecer este cáncer a cualquier edad.
• Hombres mayores de 60 años.
• Hombres que tengan un padre o hermano con cáncer de próstata.

Otras personas en riesgo abarcan:
• Hombres que han estado expuestos al agente naranja.
• Hombre que consumen demasiado alcohol.
• Granjeros.
• Hombres que consumen una dieta rica en grasa, especialmente animal.
• Hombres obesos.
• Trabajadores de plantas de llantas.
• Pintores.
• Hombres que han estado expuestos al cadmio.

Síntomas del cáncer de próstata:
• Dificultad para orinar.
• Disminución de la fuerza y el calibre del chorro de orina.
• Sangre en la orina o en el semen.
• Hinchazón (edema) de los miembros inferiores.
• Malestar o dolor en la pelvis.
• Dolor de huesos.

 

Diagnóstico del cáncer de próstata:
• Tacto rectal.
• Examen de sangre.
• Ecografía de la próstata.
• Tomar una pequeña muestra de tejido prostático (biopsia).

Tratamiento del cáncer de próstata:
El tratamiento depende de muchos factores, que incluyen su puntaje de Gleason y su salud en general. El médico le explicará sus opciones de tratamiento. Si el cáncer no se ha propagado por fuera de la glándula prostática, los tratamientos comunes abarcan:
• La cirugía.
• La radioterapia.
• La terapia hormonal (medicamentos para reducir los niveles de testosterona).
• Quimioterapia.
• Inmunoterapia (medicamento para provocar que el sistema inmunitario ataque y destruya las células cancerosas).