El carcinoma de células renales es el tipo más común de cáncer renal en los adultos, es el más letal de los cánceres urológicos y ocurre con mayor frecuencia en hombres de 50 a 70 años. No se conoce con exactitud su causa.

Los siguientes factores pueden incrementar el riesgo de cáncer renal:

  • Tratamiento con diálisis.
  • Antecedentes familiares de la enfermedad.
  • Hipertensión arterial.
  • Riñón en herradura.
  • Poliquistosis renal.
  •  
  • Enfermedad de Von Hippel-Lindau.

 

Síntomas del cáncer renal:

  • Masa palpable o tumoración en el abdomen y dolor abdominal.
  • Dolor de espalda.
  • Sangre en la orina.
  • Hinchazón de las venas alrededor de un testículo (varicocele).
  • Dolor de costado.
  • Pérdida de peso.

 

Tratamiento del cáncer renal:

El cáncer renal es quimio y radiorresistente, por lo que se recomienda la extirpación quirúrgica de todo el riñón o parte de él (nefrectomía). Esto puede incluir los tejidos circundantes o los ganglios linfáticos. La cura es improbable a menos que se extirpe todo el cáncer con cirugía. Sin embargo, incluso si queda algo de cáncer, los pacientes aún se pueden beneficiar de la cirugía.

Hoy en día la cirugía del cáncer renal se puede realizar mediante técnicas laparoscópicas de mínima invasión (sin heridas), lo cual logra una recuperación más rápida del paciente evitando heridas quirúrgicas dolorosas que estéticamente no son deseables, así como la probabilidad de dehiscencia de estas heridas y hernias en el sitio de las heridas.