De los principales padecimientos del uréter son los cálculos, estos se pueden presentar uno o más al mismo tiempo en el riñón o en el uréter.

Los cálculos obstruyen el uréter, la pelvis renal o cualquiera de los conductos de evacuación del riñón, producen dolor de espalda o un cólico renal. El cólico renal se caracteriza por un dolor insoportable e intermitente, que suele localizarse en la zona entre las costillas y la cadera, que se extiende por el abdomen y con frecuencia hasta la región de los genitales. El dolor tiende a producirse en oleadas, aumentando gradualmente hasta su máxima intensidad, para luego desaparecer en un periodo de 20 a 60 minutos. El dolor se irradia a la parte baja del abdomen, hacia la ingle y los testículos o la vulva.

La persona puede sentir la necesidad imperiosa de orinar con frecuencia, en especial cuando el cálculo desciende por el uréter. Escalofríos, fiebre, ardor o dolor al orinar, orina turbia y maloliente, además de hinchazón abdominal en algunas ocasiones.

Causas de los cálculos uretrales:

El desarrollo de la enfermedad afecta a una predisposición genética, estilo de vida y la nutrición, el régimen potable y el estado del cuerpo. A menudo provocan enfermedades inflamatorias del riñón, la vejiga y contribuir a la aparición de piedras.

Causas de los cálculos ureterales:

  • Enfermedad renal infecciosa.
  • Liberación defectuosa de la vejiga.
  • Enfermedades del estómago, de los intestinos y del sistema esquelético.
  • Lesione estructura anormal de la pelvis y tazas.
  • Abuso de grasa y de comida picante.

 

La prevención de la formación de cálculos en el uréter:

Para prevenir los cálculos renales se recomienda la dieta, el consumo de régimen. Es necesario beber 2 litros de líquido por día. Esto hace que sea posible retirar el limo y arena, leucocitos, microorganismos.

Comer melón en el verano, frutas secas, jugo de zanahoria en el invierno. Para mantener el equilibrio de la vitamina en el cuerpo se recomienda el uso de frutas y verduras frescas. A la menor molestia, es imprescindible consultar a un médico para prevenir la litiasis urinaria.

Es importante fortalecer el cuerpo y aumentar su función protectora. Esto se ve facilitado por el ejercicio físico, el ejercicio al aire libre, una nutrición adecuada y el régimen potable.

La estenosis ureteral es un estrechamiento anormal del conducto que lleva la orina fuera del cuerpo desde la vejiga (uretra).

Causas de la estenosis ureteral:

La estenosis uretral puede ser causada por inflamación o tejido cicatricial a raíz de una cirugía, enfermedad o lesión. En raras ocasiones, puede ser causada por la presión de un tumor en crecimiento cerca de la uretra.

Otros factores que incrementan el riesgo para esta afección abarcan:

  • Infección de transmisión sexual (ITS).
  • Procedimientos en los que se coloca una sonda en la uretra, como un catéter o un cistoscopio.
  • Hiperplasia prostática benigna (HPB).
  • Lesión en la zona pélvica.
  • Uretritis repetitiva.
  • Las estenosis que se presentan al nacer (congénitas) son infrecuentes. La afección también es rara en las mujeres.

 

Síntomas de la estenosis ureteral:

  • Sangre en el semen.
  • Secreción de la uretra.
  • Orina oscura o con sangre.
  • Fuertes ganas de orinar y micción frecuente.
  • Disminución del gasto urinario (retención urinaria).
  • Micción dolorosa o dificultad para orinar.
  • Pérdida del control vesical.
  • Dolor en la parte inferior del abdomen y el área de la pelvis.
  • Flujo de orina lenta o rociado de la orina.
  • Hinchazón del pene.

 

Enfermedades del Uréter:

Los riñones forman la orina filtrando desechos y exceso de agua de su sangre. Su sangre lleva los desechos a los riñones. De los riñones, la orina pasa por dos tubos delgados llamados uréteres hacia la vejiga.

Los uréteres miden entre 8 y 10 pulgadas (20 y 26 cm). Los músculos en las paredes de los uréteres se contraen y relajan para obligar a la orina a bajar y a alejarse de los riñones.

Los problemas con los uréteres pueden surgir por obstrucción o lesión. Además, si la orina queda estancada o vuelve, usted puede contraer una infección urinaria.

Se diagnostican los problemas de los uréteres usando ciertos exámenes. Estos exámenes incluyen análisis de orina, rayos X y un examen con una sonda especial con una pequeña cámara en su extremo llamado cistoscopia. El tratamiento difiere dependiendo de la causa del problema. Puede incluir medicinas y, en casos severos, cirugía.

  • Cálculo del Uréter.
  • Estenosis Ureteral.
  • Tumores Uroteliales.